Te queremos compartir cómo combinar tu abrigo con un cinturón ¿eso se puede? Se puede hacer todo lo que quieras, el punto principal es que pruebes nuevas combinaciones y que uses lo que más te guste.

El punto principal en el que primero te debes de fijar es en el volumen del abrigo, y en su textura, es decir si es de los ligeros que son más fáciles de añadirle otro accesorio porque no son tan pesados, o si tu abrigo es de los súper súper gruesos, los que amas y agradeces de su existencia cuando el cima frío está en su mayor momento.

Recuerda que siempre la función principal de un cinturón será marcar la cintura, así que no se te arriesgues en ponerlo en otro lado, ¡luce tus curvas!

Una vez que ya hayas detectado lo anterior, te recomendamos optar por colores que te gusten y que formen parte de tu armario; es decir si te encanta usar colores como negro, azul, o beige, sólo combínalos entre estos mismos.

Si eres un poco más arriesgada combina un color neutro con uno más alegre, como un abrigo rojo con un cinturón negro, o un abrigo café con un cinturón rosa.

Pero si eres de las que les encanta el contraste y en tu estilo eres muy creativa, opta por combinaciones como rojo + rosa, o amarillo + azul, ¡intenta hacer de todo para encontrar tu favorito!