El estampado animal o “animal print” es una de las tendencias de la temporada. Algunos expertos en moda dicen que este estampado siempre vuelve, nosotros en cambio creemos que nunca se ha ido. Es un estampado eterno, pero la pregunta es: ¿Cómo llevar el estampado animal?

A diferencia de lo que mucha gente se cree el estampado animal y en concreto el estampado de leopardo no nos hace ganar kilos por su dibujo. En todo caso, nos puede hacer ganar volumen por el tejido de la prenda en concreto.

Es importante que elijas un tejido que se adapte a las distintas partes de tu cuerpo. Por ejemplo, un fada de terciopelo siempre generará más volumen. En cambio una falda en tejido denim o un tejido de algodón no nos añadirá más volumen.

Una forma de utilizar el animal print y conseguir estilizar la silueta es hacerlo en un total look, es decir, de pies a cabeza. De esta forma se crea una linealidad en el cuerpo que hace que la silueta se vea más esbelta.

Puedes utilizarlo de la forma más sencilla, con un vestido. También puedes apostar por un traje chaqueta o un jumpsuit.

Los accesorios son la forma más sencilla y económica para unirte a una tendencia.

Ya sea en forma de bolso, pañuelo, cinturón o calzado. Añadir un accesorio en animal print le dará a tu outfit el toque de actualidad que necesita sin tener que invertir demasiado dinero en renovar el guardarropa.

La última forma que les recomendamos para utilizar el animal print es en las prendas exteriores como las gabardinas, los blazers o los abrigos.

Funcionan genial con looks más sobrios, mono colores o básicos. Por ejemplo, un jean con una blusa de seda y un trench en animal print es todo lo que necesitas.

El animal print tiene de por si cierto aire de sofisticación, por lo que sienta ideal con looks más sencillos y menos elaborados. Si quieres mantener una imagen más jovial recuerda no añadir accesorios demasiado elaborados o joyería muy recargada.