Estilo es una palabra que a veces no es bien comprendida. Pensamos en ocasiones que es una piedra preciosa que solamente está en las manos de un grupo selecto de personas que guardan celosamentre su secreto, pero nada más lejos de la verdad.

Tu estilo personal es tu marca, es como expresas tu personalidad. Por lo tanto no es estática sino que evoluciona y lo importante es que seamos nosotras las que guiemos esos cambios. No tenemos por que conformarnos con el tipo de persona que somos en este preciso momento sino que podemos hacer cambios para diseñar nuestra vida, ponerle más nuestro propio toque a nuestro entorno.

En un ejercicio sencillo pregúntate 5 palabras que defina tu estilo. Pregúntate realmente quien eres realmente y que deseas expresar.

Una vez que tienes esas palabras ya tienes y¿una referencia, una brújula que puedes utilizar tanto para descartar y conservar prendas en tu armario o para hacer nuevas adquisiciones o a la hora de crear conjuntos.

Si por ejemplo, buscas un traje aunque elijamos uno de raya más clásico y atemporal tendremos en cuenta que tenga algún elemento de diseño más creativo como los botones, las solapas, etc.

Puedes también complementar un look con accesorios que te ayuden a reflejar mejor aún esas palabras, un bolso, unos zapatos, unas gafas o un sombrero.

El vestirse se convierte en una obra de arte, un juego, una forma de descubrirse y conocerse más. Tus palabras, las que tu misma has elegido te dan permiso para experimentar y conseguir resultados que te gusten y sorprendan.