Es importante tener en cuenta que todo lo que usamos o lo que no usamos finalmente, comunica.

Una tela desde su origen, consistencia y tejido puede parecernos atractiva, versátil, elegante, divertida, cómoda o incluso incomoda, pero es un hecho que, dice mucho de nuestra personalidad.

Del latín textūra, la textura es la forma y el orden de los hilos en una tela. En el sector textil, el término también se utiliza para nombrar a la operación de tejer y a la superficie de una prenda.

La textura es algo que se observa en la tela, por ejemplo, la suavidad de una seda, la durabilidad de la mezclilla, la transparencia de un chifón, la resistencia de una gabardina, la liviandad y suavidad de la tela polar, por poner algunos ejemplos.

Todas ellas tienen textura y significan algo para las personas que las usan, por lo regular las hemos relacionado con un uso específico.

Una buena camisa, sea de hombre o mujer, siempre preferiremos que este confeccionada en algodón 100%, lino o seda. Que sea de telas naturales es muy importante, ya que la textura se siente.

Para esta prenda el algodón egipcio es lo más recomendable, las camisas de mayor calidad usan dos hilos trenzados, que se nombran cabos.

Otro punto importante para considerar es el grosor del hilo, pues puede darle ese toque de mayor calidad. Por el otro lado, si el hilo es más delgado, brindará mayor densidad en el tejido por centímetro cuadrado.

Mientras más lisa y delgada sea la textura de la tela natural, mayor será la superioridad con la que la percibimos.

Otra característica que se debe tener en cuenta es la comodidad que percibimos de algunas texturas al contacto con la piel. No es lo mismo usar una prenda de origen sintético a una de fibras naturales.

Pongee, es una seda sintética fabricada en poliéster, suave, brillante y ligera, se usa para la confección de vestidos, blusas y trajes de verano. Su precio es accesible para la realización de pret a porter, o listo para usarse. La desventaja es que guarda el calor corporal, lo que genera sudor en épocas de primavera-verano e incomodidad.

Las texturas sintéticas también están ligadas a la actividad, por ejemplo, el elastano, lycra o spandex, es una fibra sintética conocida por su gran elasticidad y resistencia, es ligera, suave y se puede lavar fácilmente.

Es utilizada en la elaboración de ropa deportiva en combinación con otras telas y texturas. También se puede usar en la elaboración de ropa entallada al cuerpo, para mejor comodidad y movimiento.

Toda variedad de estampados, al hablar de imagen, también son considerados como textura. Un estampado puede ser desde un tul bordado para un vestido de noche, hasta una blusa de manta con un bordado regional, lo que puede comunicar el orgullo por lo nacional.

El encaje también se considera textura, y es por excelencia un tejido con un fuerte mensaje de seducción.

El animal print es considerado seductor por naturaleza, no importa si lo llevamos en un vestido, saco, pantalón o cualquier prenda e incluso accesorios, se considera textura que comunica incitación y no pasa desapercibido.

Los cuadros, líneas rayas y círculos pueden dar un toque de variedad y expansión a nuestro guardarropa. Toma en cuenta algunas recomendaciones:

1. Si te gustan los cuadros, evita combinar toda tu ropa de la misma textura, ejemplo para los hombres, el saco, la corbata y camisa. A no ser que seas creativo o un experto en hacer este tipo de mezclas, que uno de los tres sea de mayor tamaño o llame más a atención para equilibrar.

2. Las texturas comunican cercanía en las personas, por lo que si tenemos una reunión de negocios y lo que queremos es vernos buena onda, está bien llevar texturas, pero de lo contrario elige prendas con colores sólidos (que sean uniformes y lisos).

3. Están de actualidad las flores, que comunican, primavera, luz, color, frescura y feminidad. Si eres alta y delgada, inclúyelas de tamaño generoso en tus prendas. Pero si eres petit, elige diseños estampados o bordados de tamaños discretos, pare evitar que te resten estatura.

4. Integra accesorios y prendas de temporada en tu guardarropa y disfruta de la primavera.