A lo largo de la historia podemos encontrar antecesores de las gafas, ya se que se usan para cubrir del sol como un accesorio de moda o funcional, siempre se han portado de forma diferente dependiendo de la cultura.

La aparición de los primeros lentes ahumados fue en China alrededor del año 1300. Eran usados por los jueces para no delatarse con el movimiento de los ojos y ser plenamente imparciales en los juicios.

En 1929 comenzó la producción en masa de gafas de sol accesibles en Estados Unidos por Foster Grand Company.

Las gafas eran fabricadas de celuloide, un tipo de polímero moldeable, que permitió su producción en abundancia. Las estrellas de Hollywood comenzaron a hacer más populares la comercialización de las gafas. Algunos lentes icónicós: las gafas Wayfarer que lleva de forma relajada John Kennedy. Los modelos clásicos simples y redondos de armazón de metal y pequeño, como los lentes que solía usar John Lennon. Las gafas de aviador que prefieren Robert Redford, George Michael y Tom Cruise, hoy están de regreso. Elton John tiene una enorme colección de gafas de todo tipo de modelos.

Los lentes de Men in Black, Ray-Ban negros, como parte del outfit de los agentes. Los Ray Ban Wayfarer que lleva Audrey Hepburn en Desayuno en Tiffany’s. Los Dolce & Gabbana que llevó Madonna en Buscando a Susan, también fueron un boom. Los anteojos oscuros que usa Meryl Streep, en The Devil Wears Prada, se volvieron también populares.

¿Qué debes considerar al proteger tus ojos?
Los lentes para proteger tus ojos del sol deben bloquear entre 99% y 100% los rayos ultravioleta (UV) y contar con protección de filtro 400. Consulta los detalles de la etiqueta, o bien puedes preguntar en tu óptica qué modelo es el mejor para ti -Considera que los rayos del sol son más potentes de las 10:00 a las 16:00 horas, así que no olvides tener a la mano tus gafas durante el día.

En nuestro País en verano y primavera el sol es más intenso, los rayos UV pueden incluso rebotar en el reflejo del agua, el pavimento y la nieve, así que no importa en dónde te encuentres, no olvides proteger tus ojos.

Al usar gafas de sol recuerda que deberán quedarte cómodas y al tamaño de la oreja, no debe estar muy justas o muy flojas -Usa gafas de acuerdo al tamaño de tu rostro, evita que sean tan grandes que tapen tus cejas -Recuerda que el color o la oscuridad de los lentes no van en relación a la protección UV, ya que la protección proviene de un químico incoloro -Usa gafas que no obstruyan tu visibilidad -Encuentra las que favorezcan la forma de tu rostro. Finalmente, al saludar, recuerda retirar por un momento las gafas de sol para hacer contacto visual, se considera una buena costumbre ¡Disfruta los días soleados!

¿Qué son los rayos ultravioleta?
La exposición a la radiación ultravioleta (UV) es el factor principal para desarrollar cáncer de piel. La luz solar es la fuente principal de este tipo de radiaciones; otro contacto de riesgo son las camas y lámparas de bronceado. La gente que se expone constantemente a los rayos UV tienen mayor riesgo de padecer cáncer de piel.

Los rayos UVA y los UVB son sólo una pequeña parte de la porción de los rayos solares y aún así son la causa principal de los efectos dañinos en la piel. Por su parte, los rayos UV dañan el ADN de las células de la piel y es cuando comienza el crecimiento de las células cancerígenas.

Hay tres tipos principales de rayos UV:

Los rayos UVA envejecen a las células de la piel y pueden dañar el ADN de estas células. Estos rayos están asociados al daño de la piel a largo plazo tal como las arrugas, pero también se considera que desempeñan un papel en algunos tipos de cáncer. La mayoría de las camas bronceadoras emiten grandes cantidades de UVA que según se ha descubierto aumentan el riesgo de cáncer de piel.

Los rayos UVB tienen un poco más de energía que los rayos UVA. Estos rayos pueden dañar directamente al ADN de las células de la piel, y son los rayos principales que causan quemaduras de sol. Asimismo, se cree que causan la mayoría de los cánceres de piel.

Los rayos UVC tienen más energía que otros tipos de rayos UV, pero no penetran nuestra atmósfera y no están en la luz solar. No son normalmente una causa de cáncer de piel.

La potencia de los rayos UV que llegan al suelo dependen de…
Hora del día: los rayos UV son más potentes entre 10:00 y 16:00 horas.
Temporada del año: los rayos UV son más potentes durante los meses de la primavera y el verano. Este es un factor menos importante cerca del ecuador.

Distancia desde el ecuador (latitud): la exposición a UV disminuye a medida que se aleja de la línea ecuatorial
Altitud: más rayos UV llegan al suelo en elevaciones más altas.

Formación nubosa: el efecto de las nubes puede variar, ya que a veces la formación nubosa bloquea a algunos rayos UV del sol y reduce la exposición a rayos UV, mientras que algunos tipos de nubes pueden reflejar los rayos UV y pueden aumentar la exposición a los rayos UV. Lo que es importante saber es que los rayos UV pueden atravesar las nubes, incluso en un día nublado.

Reflejo de las superficies: los rayos UV pueden rebotar en superficies como el agua, la arena, la nieve, el pavimento, o la hierba, lo que lleva a un aumento en la exposición a los rayos UV.