Pocas experiencias atraen tanto a los amantes del lujo como realizar un crucero, un sector que permanentemente renueva su oferta para atraer a miles de turistas.

Sin embargo, pocas compañías han logrado llevar el entretenimiento y el lujo como Norwegian Cruise Line, que ha sorprendido a todos con una opción poco habitual.

Se trata del Norwegian Joy, la nueva atracción de la marca que fue diseñado especialmente para navegar en el continente asiático, asegura el sitio Life&Style.

En crucero, único en su tipo, cuenta con una pista de carreras de Ferrari para go-karts, algo inédito en el mundo de los cruceros.

La pista está diseñada para 10 vehículos que compiten en dos niveles, resaltando por el icónico color rojo de la marca italaiana, además de ofrecer exclusivos relojes en una completísima tienda.

El Norwegian Joy es capaz de albergar a 3,850 pasajeros, con acceso gratuito a la pista sin costo extra para quienes se hospeden en la zona The Haven y en Concierge Class.